Escayola Texto: Colocar Molduras de Escayola o Rosetas

Written by administrador on abril 4th, 2012. Posted in Escayola

Colocar Molduras de Escayola y Rosetas

 

Molduras existentes

Hay una amplia diversidad de ellas, pero entre las más usadas y también más económicas están las siguientes:

Redondo
Cornisa
Listón
Vidriera
Media Caña
Collarín

Una de las molduras para techo más usadas es la cornisa.

Elección de los materiales y herramientas.

Las cornisas de escayola son las más utilizadas, para la decoración. A veces se colocan en techos falsos incluso en los baños, pegadas a la pared y al techo o con unos 4 cm. de separación.

Antes de comenzar, lo primero debería ser, elegir los materiales:

  • Yeso
  • Poliuretano ( estéticamente casi no se nota la diferencia, también es mucho más ligera )

Las herramientas a utilizar son:

Caballetes. No es recomendable el uso de escalera puesto que hay que moverse en distancias más largas y con una escalera es incómodo trabajar en techos. 2 Caballetes apoyados en un tablón.

Molduras de escayola.

Cemento cola para la escayola.

Espátula.

Bota trazadora.

Ingletadora.

Cepillos especiales para lijar la escayola.

Montaje de las cornisas

Después de tener todo preparado, hay que decidir la manera de colocar las molduras. Pegadas a la pared y al techo o separadas por una distancia que deberá ser igual en todos los lugares donde se pongan las molduras.

En primer lugar, se deben trazar lineas en el techo, para colocar las molduras rectas y equidistantes unas de otras. Para ello se utiliza la bota de marcar con color azul. Se miden, por ejemplo, cuatro centímetros a la pared todo alrededor de toda la habitación y se procede a marcar lineas guiadoras.

En techos pintados ya, antes de colocar las molduras, el lugar donde se vayan a colocar hay que rasparlo y rallarlo para que el pegamento cola llegue a lo más profundo y no se desprenda más tarde. Después de esto, comienza el montaje.

Lo más sencillo y ordenado es comenzar por una esquina de la habitación. Para ello es necesaria la ingletadora, ya que la primera esquina se debe cortar a inglete. Más tarde ya se repasarán las uniones, pero por lo pronto se prepara pasta cola, y se aplica al techo con la espátula.

Después de pegar la primera moldura, se procede a pegar las siguientes, pero esta vez hay que aplicar cola tanto en el techo como en el lateral de la primera moldura para así unir una con otra.

No se debe tener cuidado en recoger el sobrante de pegamento por la parte exterior entre molduras, ya que ese poco sobrante servirá para el lijado final y que no se vean huecos entre las molduras.

Una vez que se han seguido estos pasos varias veces y ya se han colocado las molduras de toda una habitación, se deben repasar las imperfecciones. Todas ellas se rellenan con la misma pasta cola, el exceso se retira con una esponja húmeda.

Por último, con las lijas especiales de escayola se pasan por las uniones y se dejan al mismo nivel, quedan todas lisas y perfectas.

El último paso sería pintar todas las cornisas.

Escayola Texto: Colocar Falso Techo Escayola

Written by administrador on abril 4th, 2012. Posted in Escayola

 

Colocar Falso Techo Escayola

En primer lugar, éste es un trabajo de albañilería que es mejor dejar en manos de un escayolista cuando se aplica a estancias como el cuarto de baño o la cocina. No obstante, se trata de una tarea que, realizada con paciencia y con los materiales adecuados, puede resultar sencilla, pero es imprescindible que se tengan conocimientos previos sobre la materia.

Los materiales de los que nos tenemos que proveer antes de poner manos a la obra son:

* Bota de trazar con añil.

* Puntas de unos 5 cm. aproximadamente.

* Bobina de esparto (también se puede realizar con alambre).

* Planchas de escayola.

* Pegamento de escayola.

* Escayola fina para rematar.

* Taladro.

* Martillo.

* Llana y espátula.

* Mira.

 

Trazando el falso techo

Las placas de escayola están realizadas con yeso cristalizado y calcinado. Están biseladas o ‘machihembradas’ para que encajen. Estas planchas son fácilmente localizables en el mercado y son muy útiles para la creación de falsos techos, pero también para la creación de tabiques. En primer lugar, tendrás que decidir la altura a la que vas a colocar el falso techo. Recuerda que el mínimo son 10 centímetros, sobre todo si vas a colocar después en él instalaciones lumínicas, como por ejemplo, unos focos empotrados.

Con un metro medimos los centímetros a los que vamos a colocar el falso techo y hacemos una marca en una esquina y otra en la contraria. Con la bota de marcar, se tira cuerda y así, el polvo de añil nos marcará la línea donde irá colocado el falso techo de un punto marcado de lápiz al otro. Para la primera placa, elegiremos cualquiera de las cuatro esquinas de la habitación y colocaremos cuatro puntas para apoyar la primer placa. Con un martillo se colocan las puntas cuyos agujeros se rellenarán una vez acabado el trabajo. Se marcarán dos puntas a un lado de la pared y otras dos en el otro lado donde apoya la placa.

Con un taladro, se hace un agujero en el techo real. Si el techo no es de bóveda y no tiene huecos (si es de hormigón por ejemplo), se tendrá que taladrar y colocar un tornillo al que agarrar la tira de esparto. Si el techo es hueco, con un simple golpe de martillo, se hace un agujero y en él se colocan las tiras de esparto. Estas tiras hacen de la siguiente manera: se mezcla el pegamento de escayola en polvo con agua hasta hacer una pasta ayudándonos con la espátula. Después se mezcla con una tira de esparto y se engancha un extremo en el tornillo o agujero del techo real, y el otro extremo a la plancha de escayola. Cuanto más rápido queramos que seque, más polvo de escayola añadiremos a la mezcla. También hay que añadir pegamento de escayola en el interior de todas las juntas.

Colocación de las planchas

Una vez puesta la primer plancha, repetiremos la operación de las puntas en la pared y las tiras de esparto y polvo de escayola en toda la línea. Las planchas deben engancharse, ya que son biseladas. Cuando lleguemos al final de la primera línea de la pared, cortaremos con un serrucho los centímetros sobrantes de plancha y ya tendremos la primera línea colocada.

Volveremos al punto de origen para colocar la segunda línea. Debe irse avanzando hacia la pared contraria. Las operaciones que se tienen que realizar siguen siendo las mismas (taladro en el techo real y trozo de esparto con pegamento del escayola), pero sólo podremos utilizar puntas en las planchas de los extremos. Para apoyar las demás, podemos recurrir a una mira, que es una barra de hierro hueca que apoyaremos a su vez en puntas en los extremos.

Para la colocación de la última plancha, podemos utilizar este pequeño truco: hacemos un cuadrado en la plancha lo suficientemente grande para que nos quepa el brazo. Hacemos el taladro en el techo real y enganchamos el esparto al techo y después a la loseta. El cuadradito lo pegamos con pegamento de escayola. Si hemos realizado las operaciones bien, aguantará.

Últimos retoques

La escayola fina es la que debe emplearse, mezclada con agua usando la espátula, para hacer los remates en las juntas, en los agujeros de las puntas y en el cuadradito de la última plancha con objeto de homogeneizar toda la superficie y evitar las imperfecciones. Con la llana la repartiremos bien la escayola fina y dejamos secar.

A la hora de pintar el falso techo, hay que tener en cuenta que la escayola es muy absorbente y que resulta imprescindible aplicar, antes de la pintura, una capa de selladora o imprimación que servirá para sellar los poros de este material. La pintura más aconsejable para los techos es el temple ya que el techo es el lugar por el que suelen transpirar las casas. Las pinturas plásticas son más recomendables para las paredes.

Reparar las grietas

Las grietas que suelen aparecer en el techo falso de escayola con el paso del tiempo son debidas a la dilatación que sufren los materiales con las altas temperaturas. También pueden generarse por al falta de asentamiento de los cimientos de la casa. Con objeto de que los materiales ‘respiren’, es aconsejable hacer unos pequeños agujeros en las esquinas con un taladro. Si las fisuras ya se han producido, la mejor solución es utilizar un destornillador para abrirlas y después, utilizar pegamento de escayola con el fin de repararlas.

Existen el mercado, unas vendas especiales cuando las grietas son más graves, pero es viable igualmente usar unas gasas para taponar las grietas. Es importante limpiar bien toda la superficie para que no quede ni suciedad ni salientes. Con el pegamento de escayola podemos formar una pasta que repartiremos con cuidado. Por último, lijaremos y repasaremos a conciencia para igualar la superficie.

Escayola – Tema: Cómo Hacer un Tabique con Placas de Yeso

Written by administrador on febrero 6th, 2012. Posted in Escayola

 

Escayola

Cómo Hacer un Tabique con Placas de Yeso

Cómo hacer un tabique o divisorio o una falsa pared con placas de yeso con perfileria de chapa galvanizada. stell flaming o vulgarmente “durlock
ahora voy a ir por partes asi se entiende mejor.

1: medir la superficie por alto y largo. de ese modo sabremos cuanta cantidad de material hace falta de cada cosa. como nota, voy a decir que los perfiles (denominados soleras y montantes) siempre tienen el mismo largo, 2,60 mts. (260 cm). y las placas tienen de largo, 2,40 o 2, 60 0 3,00 de alto, por 1,20 de ancho (varia el alto, no el ancho).

supongamos a medidas estandares que el tabique va a tener de alto 2, 60 de alto y la pared va a tener de largo, 3,60 mts. lo cual sumaria tres placas de ancho y de altura tenemos 2,60. lo cual debemos elegir la placa de esa altura. (un total de tres anchos de placa suman 3,60)

necesitamos para este trabajo, una plomada, un taladro con percutor, un atornillador, cinta metrica, fibron, trincheta, tijera para cortar perfiles.

vamos a calcular la cantidad de perfiles,pero primero vamos a determinar que clase de perfiles existen para este trabajo. existen dos clases de perfiles: soleras y montantes. las soleras generalmente sirven de base para encastrar los perfiles dentro. generalmente van entarugadas en el piso y cielorraso para los tabique y divisorisorios. tambien las soleras se entarugan el la pared para hacer cielorrasos…
imagen de perfil montante.


(se puede ver que tiene como “ojos” por los cuales se pueden pasar caños corrugados para instalaciones electricas o bien, cañerias de termofucion para agua.
imagen de solera.

bien, lo primero que tenemos que hacer seguido de saber los materiales y comprarlos, es colocar las soleras, para eso, vamos hacer lo siguiente, hacemos una marca con un lápiz o lo que quieras, en el piso, la podemos hacer tomando la distancia desde una pared y luego tomamos la misma distancia del otro extremo. también podemos seguir la linea de pisos de cerámica para que nos respete la linea. tomamos un taladro percutor y hacemos los orificios con mecha de 8mm para que entren tarugos de esa medida. una vez puesto en el piso, calzamos un montante en un extremo y lo plomamos. hacemos la marca de los dos extremos, tiramos la linea con un tira-tiza y ya tenemos para entarugar la otra solera en el techo. ya tenemos la base para encastrar los montantes…

como la placa tiene 1,20 de ancho, nosotros vamos a poner perfiles separados 60 centimetros uno del otro, y (presten atencion a esto) el perfil que termina en 1,20, contando desde la pared (0- 0,60-1,20) tiene que tener esa medida al medio del mismo, por el hecho de que un perfil a 120 cm”comparte” las dos juntas de las placas. un tip lindo es usar un fibron indeleble para poder marcar la chapa mas facil y exacto. los perfiles quedarían distribuidos asi: (0, 60, 120, 180, 240, 300, 360) los podemos fijar con tornillos “t1″ son tornillos con cabeza phillip achatada de 1/2 de pulgada o menos. los perfiles se cortan con tijera para cortar chapa, también conseguís las especificas para perfiles en muchos lugares. usa tarugos de 8mm y tornillo de 2 pulgadas con arandela común para amurar.

asi queda encastrado el montante en la solera:

una vez que distribuimos los montantes, pasamos a poner las placas de yeso, se recomienda usar placas de 12mm de espesor. son mas resistentes que las de0,9mm. con placas de 12mm distribuimos a 60cm, con placas de 0,9mm distribuimos los montantes a 40 cm uno del otro. las vamos a amurar con tornillos de 1″ (pulgada) de largo x 6mm de diámetro. los denominados “t2″ la cabeza del tornillo no debe quedar ni por fuera ni por dentro de la placa, sino al ras, esto es porque el papel de la placa es la que resiste y no el yeso en si, si pasamos un tornillo de profundidad, romperá el papel y no hará la función debida. pondremos tornillos a treinta cm uno del otro, agarrando a los costados y al medio.

cuando las placa estén colocadas de un lado, del otro lado vas a poner las placas de forma distinta, es decir, vas a cortar la placa por el medio (la placa debe quedar de 2,60 x 0,60) y colocarla, después pones las demas placas enteras y al ultimo la media placa que te sobro. esto es para reforzar, ya que de esta manera las uniones de las placa no quedan en linea. las placas se cortan con trincheta, marcando el papel, de esa manera se debilita un lado y se quiebra con las manos como queriendo cerrar un libro. luego cortas el papel del otro lado que queda también con trincheta.

una vez terminada de atornillar, le vamos a pegar una cinta de papel micro perforada. la vamos a pegar con masilla para junta lista para usar, debemos poseer dos espátulas, yo les aconsejo para pegar la cinta una espátula 15 a 18 cm de ancho y otra de 24 para sostener la masilla. para pegar la cinta de modo eficaz, vamos a rellenar la unión de las dos placas que tiene un rebaje para que entre cinta sin que sobresalga. una vez que rellenamos, cortamos un pedazo de cinta del largo y no apoyamos y con algo de fuerza le retiramos el excedente de masilla. debemos dejar que seque un par de horas para volver a masillar. el secado de la cinta es importante, ya que si la cinta esta secando y le aplicamos otra mano encima de masilla, podemos hacer desprender la cinta, lo cual, no hará su trabajo.

*la cinta evita el quiebre de las uniones masilladas, como todo material que dilata, esto también y la quebradura es muy visible y antiestetica.

vamos a repetir la operación de masillar la junta de dos a tres veces, dando manos con poca carga asi nos es mas fácil de lijar, siempre haciendo la masillada mas ancha. vamos dejando secar unas 4 horas por mano. lijamos y ya tenemos listo el tabique!!!

NOTA: quiza falten fotos, pero es muy simple igual, es darse maña con la imaginación y sale, es muy facil y util. espero que guste! saludos!!

Escayola – Tema: Instalar Molduras de Escayola

Written by administrador on enero 19th, 2012. Posted in Escayola

Escayola

 

Instalar Molduras de Escayola

La escayola es un producto decorativo muy versátil. Se utiliza en la colocación de cercos y ventanas interiores, incluso en puertas blindadas por la gran consistencia que proporciona. También se utiliza para la colocación de falsos techos, molduras, plafones, etc.

Así se hace

Si vas a colocar molduras de escayola, sigue los mismos pasos que para la colocación de planchas de poliestireno. Utiliza un adhesivo de montaje para pegar las piezas al techo. Como las moldura de escayola pesan más que las de poliestireno, tendrás que ayudarte mientras fragua con listones o durmientes de sujeción colocados a nivel.

Si no has realizado bien el corte a inglete, rellena la junta con fibra natural. También puedes utilizar tiras de esparto untadas en escayola. Si careces de herramientas apropiadas, no olvides tus manos: las juntas se pueden rellenar o alisar con el dedo. Trabaja con guantes de goma finos.

Para colocar rosetones en el techo de la habitación, tienes que calcular el centro siguiendo el método de colocación de planchas de poliestireno expandido. Para mantener el rosetón en la posición correcta durante el agarre y el pegado con adhesivo de montaje, puedes atornillarlo al techo. Si es necesario, rasca el techo para eliminar la pintura y mejorar el agarre. Quita los tornillos o disimúlalos con escayola.

Antes de que la escayola seque, es conveniente dar una mezcla muy líquida. Se puede aplicar con cepillo, brocha o trapo sobre todas las juntas. Servirá para disimular las uniones o imperfecciones del trabajo. Cuando haya secado por completo, pasa una lija fina para igualar las superficies.

MATERIALES

Que necesitamos

Escayola en la cantidad necesaria. Para colocar cercos o marcos necesitarás tiras de esparto y clavos grandes. Si deseas colocar molduras de escayola, necesitarás fibra natural.

Herramientas

Serrucho, maceta, escoplo, nivel, plomada, gaveta, tornillos, destornillador y tus manos.

PASO A PASO

   
1.- Coloca las cornisas ayudándote con listones guía. No los retires hasta que fragüe el adhesivo de montaje. En las uniones gruesas o grietas grandes, coloca un relleno de escayola con fibras vegetales. 2.- Donde no lleguen las herramientas, rellena las pequeñas juntas con escayola utilizando el dedo. Antes limpia bien y humedece las juntas.

 

   
3.- Los rosetones del techo pégalos con adhesivo de montaje y sobre todo, si son grandes, atornillados al techo durante el tiempo de fraguado. Rellena las juntas con escayola. 4.- Aplica con trapo, cepillo o brocha pequeña, una mezcla muy líquida de Bricofix Escayola y agua sobre todas las uniones de cornisas y molduras. Si quedaran imperfecciones, lija cuando esté seco.

http://www.repararyarreglar.com

 

Escayola – Tema: Hacer un Falso Techo de Escayola

Written by administrador on enero 19th, 2012. Posted in Escayola

Escayola

 

 

Hacer un Falso Techo de Escayola

 

Colocación de las planchas

En primer lugar, éste es un trabajo de albañilería que es mejor dejar en manos de un escayolista cuando se aplica a estancias como el cuarto de baño o la cocina. No obstante, se trata de una tarea que, realizada con paciencia y con los materiales adecuados, puede resultar sencilla, pero es imprescindible que se tengan conocimientos previos sobre la materia.

Los materiales de los que nos tenemos que proveer antes de poner manos a la obra son:

* Bota de trazar con añil.

* Puntas de unos 5 cm. aproximadamente.

* Bobina de esparto (también se puede realizar con alambre).

* Planchas de escayola.

* Pegamento de escayola.

* Escayola fina para rematar.

* Taladro.

* Martillo.

* Llana y espátula.

* Mira.

 

Trazando el falso techo

Las placas de escayola están realizadas con yeso cristalizado y calcinado. Están biseladas o ‘machihembradas’ para que encajen. Estas planchas son fácilmente localizables en el mercado y son muy útiles para la creación de falsos techos, pero también para la creación de tabiques. En primer lugar, tendrás que decidir la altura a la que vas a colocar el falso techo. Recuerda que el mínimo son 10 centímetros, sobre todo si vas a colocar después en él instalaciones lumínicas, como por ejemplo, unos focos empotrados.

Con un metro medimos los centímetros a los que vamos a colocar el falso techo y hacemos una marca en una esquina y otra en la contraria. Con la bota de marcar, se tira cuerda y así, el polvo de añil nos marcará la línea donde irá colocado el falso techo de un punto marcado de lápiz al otro. Para la primera placa, elegiremos cualquiera de las cuatro esquinas de la habitación y colocaremos cuatro puntas para apoyar la primera placa. Con un martillo se colocan las puntas cuyos agujeros se rellenarán una vez acabado el trabajo. Se marcarán dos puntas a un lado de la pared y otras dos en el otro lado donde apoya la placa.

Con un taladro, se hace un agujero en el techo real. Si el techo no es de bóveda y no tiene huecos (si es de hormigón por ejemplo), se tendrá que taladrar y colocar un tornillo al que agarrar la tira de esparto. Si el techo es hueco, con un simple golpe de martillo, se hace un agujero y en él se colocan las tiras de esparto. Estas tiras hacen de la siguiente manera: se mezcla el pegamento de escayola en polvo con agua hasta hacer una pasta ayudándonos con la espátula. Después se mezcla con una tira de esparto y se engancha un extremo en el tornillo o agujero del techo real, y el otro extremo a la plancha de escayola. Cuanto más rápido queramos que seque, más polvo de escayola añadiremos a la mezcla. También hay que añadir pegamento de escayola en el interior de todas las juntas.

Colocación de las planchas

Una vez puesta la primer plancha, repetiremos la operación de las puntas en la pared y las tiras de esparto y polvo de escayola en toda la línea. Las planchas deben engancharse, ya que son biseladas. Cuando lleguemos al final de la primera línea de la pared, cortaremos con un serrucho los centímetros sobrantes de plancha y ya tendremos la primera línea colocada.

Volveremos al punto de origen para colocar la segunda línea. Debe irse avanzando hacia la pared contraria. Las operaciones que se tienen que realizar siguen siendo las mismas (taladro en el techo real y trozo de esparto con pegamento del escayola), pero sólo podremos utilizar puntas en las planchas de los extremos. Para apoyar las demás, podemos recurrir a una mira, que es una barra de hierro hueca que apoyaremos a su vez en puntas en los extremos.

Para la colocación de la última plancha, podemos utilizar este pequeño truco: hacemos un cuadrado en la plancha lo suficientemente grande para que nos quepa el brazo. Hacemos el taladro en el techo real y enganchamos el esparto al techo y después a la loseta. El cuadradito lo pegamos con pegamento de escayola. Si hemos realizado las operaciones bien, aguantará.

Últimos retoques

La escayola fina es la que debe emplearse, mezclada con agua usando la espátula, para hacer los remates en las juntas, en los agujeros de las puntas y en el cuadradito de la última plancha con objeto de homogeneizar toda la superficie y evitar las imperfecciones. Con la llana la repartiremos bien la escayola fina y dejamos secar.

A la hora de pintar el falso techo, hay que tener en cuenta que la escayola es muy absorbente y que resulta imprescindible aplicar, antes de la pintura, una capa de selladora o imprimación que servirá para sellar los poros de este material. La pintura más aconsejable para los techos es el temple ya que el techo es el lugar por el que suelen transpirar las casas. Las pinturas plásticas son más recomendables para las paredes.

Reparar las grietas

Las grietas que suelen aparecer en el techo falso de escayola con el paso del tiempo son debidas a la dilatación que sufren los materiales con las altas temperaturas. También pueden generarse por la falta de asentamiento de los cimientos de la casa. Con objeto de que los materiales ‘respiren’, es aconsejable hacer unos pequeños agujeros en las esquinas con un taladro. Si las fisuras ya se han producido, la mejor solución es utilizar un destornillador para abrirlas y después, utilizar pegamento de escayola con el fin de repararlas.

Existen el mercado, unas vendas especiales cuando las grietas son más graves, pero es viable igualmente usar unas gasas para taponar las grietas. Es importante limpiar bien toda la superficie para que no quede ni suciedad ni salientes. Con el pegamento de escayola podemos formar una pasta que repartiremos con cuidado. Por último, lijaremos y repasaremos a conciencia para igualar la superficie.

http://www.repararyarreglar.com

Escayola – Tema: Cómo Poner un Techo de Escayola II

Written by administrador on enero 19th, 2012. Posted in Escayola

Escayola

 

 

Cómo poner un Techo de Escayola II

Pero para poner techos de escayola hay que tener unas nociones básicas y saber algo del tema, de no ser así, es mejor contratar las manos de un profesional.

De todos modos aquí está la explicación de cómo se pone un techo de escayola.

Materiales:

Escayola (medimos los metros de techo y compramos las planchas de escayola que necesitemos)

Un serrucho para escayola (10€)

Un metro (5€)

Una bota de marcar con añil o azulete (5€)

Unos clavos (1€)

Esparto (3€)

Escayola en polvo (se vende por sacos, 4€)

Escayola fina en polvo (se vende por sacos, 4€)

Un esportón o un capazo para hacer escayola (10€)

Un martillo (5€/10€)

Un taladro (30€)

Una llana (10€)

Una espátula (5€)

Una mira o regle

Lo primero que tenemos que tener claro es a qué altura queremos que vaya el techo, lo normal suele ser a 15 centímetros del techo real, pero eso ya dependerá de cómo lo quieras tú y de la instalación de tuberías y cables que quiera pasar.

Cuando tengamos claro la medida a la que va a ir el techo,  con el metro y el lápiz se hace una marca en un rincón a la medida que queramos que valla el techo. Seguidamente, hacemos la misma marca a la misma medida en el rincón contrario. Y con la bota de marcar puesta sobre las dos marcas que hemos hecho, hacemos una línea.

Esa línea es justo por donde tiene que ir el techo. Marcaremos con la bota de añil o de azulete todo el perímetro del lugar en donde vayamos a poner la escayola. Por ejemplo en un baño. Pues marcamos todo el perímetro del baño con la bota de marcar para saber exactamente a qué altura va colocado el techo.

Ahora nos fijamos en el techo real, si es de bovedilla o bóveda, con un martillo le damos un golpe para hacer un agujero. Y si es de hormigón, hacemos un taladro y colocamos un tornillo. Ahí es donde va a ir agarrado el esparto. Si el techo es de hormigón, el esparto irá agarrado a un tornillo y si es de bovedilla o bóveda, irá agarrado en el agujero que le hicimos con el martillo.

Ahora se cogen cuatro clavos y se clavan dos a un lado de un rincón y dos al otro lado, esto sirve para apoyar la placa de escayola, ya que tenemos que comenzar por uno de los rincones.

Los clavos los tenemos que poner un poco por debajo de la línea que marcamos, para que cuando apoyemos la placa de escayola en los clavos quede al nivel que marcamos.

Se hace la mezcla entre la escayola en polvo y agua, tiene que quedar semilíquida, y cogemos esparto y lo untamos en la pasta de escayola. Ese esparto untado en escayola lo ponemos de la siguiente manera: Un extremo del esparto va al techo en el tornillo o en el hueco de la bovedilla que hicimos al principio, y el otro extremo va al centro de la placa de escayola que está apoyada en los clavos. La escayola suele tardar poco en secar, si queremos que seque rápido, echaremos más escayola en polvo cuando hagamos la mezcla.

Ya tenemos la primera placa puesta, ahora repetimos la misma acción hasta completar una fila, y cuando tengamos la fila puesta empezamos a hacer otra fila desde el principio. Con la mira o el regle vamos comprobando que van quedando rectas y haciendo las correcciones oportunas.

Tenemos que hacer agujeros o poner tornillos en el techo en todas las placas de escayola para que se sujeten. Y También tenemos que poner clavos en la pared para apoyar las placas de escayola. Esto hay que hacerlo con cada placa.

Evidentemente, en las placas del medio no se pueden poner clavos para apoyarlas porque no hay pared, lo que hacemos aquí es ayudarnos del regle o de la mira. Ponemos un clavo en una pared y otro en frente y sobre esos clavos apoyamos el regle, y sobre el regle apoyamos la placa de escayola. Cuando la placa de escayola se sujete sola, quitamos el regle o la mira.

Cuando ya tengamos todo el techo puesto,  y esté seco, retiramos los clavos de la pared. Ahora solo queda tapar las juntas que hay entre placa y placa.

Para ello cogemos la escayola fina en polvo, la mezclamos con agua y hacemos una pasta semilíquida, y con la llana vamos tapando todas las juntas e imperfecciones que pudiera tener la escayola y la marca de los clavos.

Esta es la forma de poner escayola, es algo complicado, pero si eres algo manitas y se te dan bien estas cosas seguro que dejas un techo genial.

http://www.repararyarreglar.com

Escayola – Tema: Colocar Revestimientos – Molduras – Rosetas

Written by administrador on enero 19th, 2012. Posted in Escayola

Escayola

 

Colocar Revestimientos – Molduras – Rosetas

Tener en cuenta que…

  • La superficie debe estar firme, seca, limpia de polvo, hongos, moho y grasas.
  • Remover la cal o las capas de pintura flojas.
  • Utilizar siempre el pegamento indicado sin diluir.
  • Las placas y molduras pueden pegarse sobre yeso, hormigón, madera, aglomerado, telgopor, revoques gruesos o finos, ladrillos y otras superficies absorbentes.
  • Son aptas para baños, ya que no las afecta la humedad.

Placas decorativas de poliuretano.

Cómo hacer el cálculo de materiales:

Para saber cuántos paquetes de placas debes comprar calcular la superficie del cielorraso multiplicando el largo (en metros) x el ancho (en metros) del mismo. Dividir la superficie restante (en m2) x la cantidad de m2 que contiene cada paquete. Recordar que las placas vienen en paquetes de 2 m2.

El mínimo de adhesivo a utilizar es de 1 Kg. cada 5 metros cuadrados o 2,5 paquetes de placas. Depende del estado del techo, ya que si es muy rugoso, consume más adhesivo. Recordar que éste sólo se coloca en la parte de la placa que hará contacto con el techo.

Cómo revestir cielorrasos:

Muy fáciles de colocar, las placas decorativas de poliuretano son ideales para mejorar la apariencia de sus cielorrasos.
Antes que nada, marcar con tiza o lápiz el centro del cielorraso, trazando las diagonales con hilo para encontrar el cruce de las mismas.

Luego unir el punto de cruce de las diagonales con la mitad del ancho de uno de los lados y trazar una línea que cruce todo el cielorraso.
Aplicar con espátula el adhesivo sobre la superficie de la placa que haga contacto con el cielorraso.

Comenzar la colocación en el cruce de las diagonales y seguir a lo largo de la línea de guía marca.

Las placas están preparadas para ser colocadas a tope y no necesitan adhesivo en los bordes a la vista. Al llegar a las paredes es probable que necesites hacer cortes. Realízalos con una trincheta bien afilada luego de medir y marcar el sobrante en la placa.

Molduras de poliuretano.

Según el material las podéis pegar con cemento de contacto, o clavar con clavos sin cabeza.
Si tenéis que fijar la moldura sobre madera y elegir los clavos, luego de clavarlos, apoyar el punzón y dales un golpecito, ¡así el clavo no queda a la vista!. Ahora, si tenéis que fijar una moldura a la pared, lo conveniente es hacer lo siguiente.

 

Primero marcar en el revés de la moldura, en la cara que no quedará a la vista, cada 50 cm. Perforar en esas marcas hasta la mitad de su espesor con una mecha del 6 para madera, y le colocáis a cada perforación un tarugo de madera, también del 6, encolado. En la punta de cada tarugo ponéis un poco de grasa grafitada, o los conos marcadores para tarugo, que usaste cuando construiste la biblioteca. Ahora presentar la moldura en la pared y apoyar. Retirar y te quedarán las marcas de donde estaban los tarugos, y allí perforáis con mecha del 6 de videa. Luego ponéis cemento de doble contacto en la pared y en la moldura, y cuando está seco la pegáis en su lugar, encastrando los tarugos en los orificios.
Ésta es la manera más prolija para fijar una moldura a la pared, porque no quedan tornillos a la vista, y es fácil de retirar.

Pegado.

Aplicar abundante pegamento sobre las barras laterales de la moldura

 

Colocar la moldura en la pared y presionar firmemente, tomando como referencia la línea trazada por el hilo.

Una recomendación para trabajos con molduras grandes o sobre paredes irregulares: fijar clavitos cada 5 cm de distancia sobre la línea del hilo.
Enseguida se pueden colocar las molduras sobre los clavitos de apoyo y presionar para fijarlas. Después de una hora se pueden quitar los clavitos.

Inmediatamente después se quitan los restos del pegamento con una esponja húmeda y las ranuras quedarán selladas.
Una vez seco emparejar con lija fina quitando posibles irregularidades producidas por el pegamento.

Rosetas de poliuretano.

Antes de colocar rosetones para lámparas, cortar un orificio de aproximadamente 3 a 5 cm en el centro.
Aplicar abundante pegamento sobre la orilla del rosetón.
Fijarlo contra el techo y sellar las ranuras con pegamento y limpiar con una esponja húmeda el excedente.

Sugerencias de terminación para molduras y rosetas texturadas.

Técnica: Lavado

El lavado es una técnica simple e ideal para molduras con relieve. Te permitirá lograr una excelente terminación, resaltando el motivo de las mismas.
Preparar la pintura (látex) en esta proporción: 50% pintura, 50% agua.
Pintar la moldura con una brocha ancha, cubriendo tramos cortos de aproximadamente 1 m.

Antes de que se seque, retirar la pintura de los relieves, deslizando un trapo húmedo que no desprenda pelusa sobre los mismos.
Esta técnica es aplicable a las rosetas también. Es conveniente pintarlas antes de colocarlas.

Sí las molduras que elegistes no poseen relieves…

Podéis lograr un efecto interesante, utilizando la técnica del esponjado.
Tener en cuenta que si deseáis aplicar las técnicas en zócalos de madera, para lograr un efecto similar al de las molduras y rosetas, deberás fondearlo con una mano de látex blanco, antes de comenzar la técnica.

http://www.repararyarreglar.com

Tema – Escayola: Bajar Techos con Escayola

Written by administrador on enero 19th, 2012. Posted in Escayola

Escayola

 

Bajar techos con escayola




Esta semana he estado bajando un techo de 70 m2 con escayola en un piso en Martin Cortés (Delicias) ¡Que fuerte! Nos hemos quedado mi compañero y yo desgarringados, nos duele el cuello, los brazos y todo el cuerpo.
Y lo peor de todo es, que no hemos ganado lo que teníamos que ganar. Se nos torció el trabajo desde el principio ya que era un piso viejo y estaban todos los techos a falsa escuadra, con muchas gacenas, el techo al hacer los agujeros se nos venía encima, en fin, que hemos tenido que hacer la de dios para sacar el trabajo adelante.

Ya que estoy con el tema os voy a explicar un poco por encima, como se pone un techo de escayola.

Lo primero es sacar el nivel a la altura deseada. Hay dos formas de hacerlo, una es con un laser y la otra como toda la vida, con una goma transparente llena de agua.
Una vez sacados los puntos a nivel de todo el perímetro, se marcará con una bota con azulete. Y ya tenemos los niveles deseados.

Lo siguiente, dependiendo de lo que se quiera bajar el techo es pensar con que material vas a sujetar al techo.

Normalmente de toda la vida se ha hecho con esparto o con tablas de madera. Lo aconsejable es que hasta 40 cm como mucho, se haga con esparto, si hay mas distancia, tendremos que usar varillas metálicas.

Las placas de escayola son de 1×60, así que tendrás que calcular cuantas placas te entran en el techo dependiendo de los metros que tenga la habitación.

El material principal que vamos a usar es la escayola. Tenemos cuatro tipos:
Normal-E-30, Lenta (con retardante) E-30/ L, Especial E-35,Especial clase lenta E-35/L

Yo normalmente uso la normal y eso sí la suelo mezclar con un poquito de pegamento de escayola en una proporción 4/1 para retardar un poquito.

Un dato muy importante a tener en cuenta es la separación del techo de las paredes para evitar las posibles futuras grietas, asentamientos de obra y movimientos estructurables. Para esto usaremos juntas elásticas en todo el perímetro o también se pueden usar elementos prefabricados como molduras, fosas, escocias etc.

Colocación de las placas. Hay que disponer los puntales y los regles y proceder al replanteo de las placas, cuidando las uniones de las placas longitudinalmente en el sentido de la luz rasante y las uniones transversales alternadas. Las placas se colocan a matajunta.

Es imprescindible dos regles de avance para garantizar el final del fraguado.

La escayola se amasará espolvoreando la escayola lentamente para que no se formen grumos hasta que la escayola quede enrasada con el agua.

A cada placa le pondremos tres sujeciones de tirantes de esparto mezclado con la escayola, que irán a los agujeros hechos en el techo dejando los cordones lo mas rectos posible. En las juntas de la pared tendremos que dejar una separación de 5 mm tapándolo luego con fibras vegetales o masilla elástica.

Y para terminar se rellenaran las uniones de las placas, enluciendo todo el techo con una capa de escayola de espesor inferior a 1 mm.

http://www.repararyarreglar.com

Escayola – Colocar Molduras de Escayola Perfectas

Written by administrador on enero 13th, 2012. Posted in Escayola

Escayola

 

Colocar Molduras de Cornisa Perfectas

Colocar Molduras de Cornisa

Cortar molduras de cornisa puede ser complicado, incluso para un carpintero con experiencia. El desperdicio de materiales es costoso y los errores pueden hacernos perder mucho tiempo. Incluso peor, una junta mal cortada desvirtúa los acabados interiores.

La dificultad es que, a diferencia de los marcos de las ventanas o los adornos del zócalo, las molduras de cornisa sólo tocan la pared en la parte superior e inferior; la mayor parte de la junta se encuentra “flotando”. La moldura de cornisa se instala al ras del cielo raso y de la pared por arriba o por el “hombro” y por abajo o por el “pie”. La junta de ángulo terminada requiere un borde recortado en falsa escuadra.

Para cortar correctamente la moldura de cornisa, trabaje con una sierra de inglete y una sierra caladora con una cuchilla afilada. La sierra de inglete realiza cortes uniformes y precisos en ángulos de entre 45 y 90 grados. PRECAUCIÓN: Los ángulos de las esquinas no son siempre de 90 grados. Antes de cortar la moldura de cornisa para una junta de ángulo, mida el ángulo formado por las dos paredes utilizando un localizador de ángulos o un transportador ajustable de 360 grados. Divida el ángulo a la mitad para fijar la sierra de inglete.

La sierra caladora emplea una cuchilla de metal delgada sujetada por marco grande en forma de C. La delgada cuchilla puede doblarse y moverse para crear cortes complejos y definidos.

Primero practique

Antes de realizar el primer corte, corte piezas de prueba de ángulos internos y externos utilizando recortes de moldura sobrantes. La práctica de los cortes reducirá las posibilidades de cometer errores y confirmarán que los ángulos de las esquinas encajen correctamente.

Siga estos pasos para realizar juntas de moldura de cornisa perfectas:

1. Primer paso

Corte la primera pieza de moldura plana en cada extremo para abarcar el largo completo de la pared y para que encaje bien en cada esquina. La primera pieza servirá de soporte para la segunda. Sobre una pared más extensa, tendrá que empalmar dos piezas de moldura juntas utilizando una junta biselada (ver nota de recuadro) para abarcar todo el largo.

2. Segundo paso
Mida la siguiente pared para determinar el largo de la próxima pieza. Corte el extremo contiguo para ajustar un ángulo interior utilizando una sierra de inglete. Fije la sierra a 45 grados del ángulo y coloque la moldura de manera invertida con el pie de la moldura al ras contra la guarda y el hombro al ras contra la mesa. Corte la moldura. En un ángulo interno, la parte superior de la moldura será más larga que la parte inferior.
Coloque la pieza sobre la pared para asegurarse de que el largo sea el correcto. La moldura no se ajustará al ras con la pieza instalada hasta que el extremo no haya sido recortado.

3. Tercer paso
Para ajustar la junta del ángulo interno, utilice la sierra caladora para cortar la madera expuesta justo debajo de la superficie del corte de 45 grados. Marcar con un lápiz en el borde de la superficie permitirá ver con facilidad la línea de corte. Aleje la sierra de la superficie de la moldura mientras corta, quitando pequeños “bocados” del extremo de la junta hasta que esté recortado todo el extremo.

4. Cuarto paso
Coloque la moldura recortada en su lugar y compruebe que quede bien ajustada. Si hay huecos, elimine con cuidado los puntos sobresalientes con la sierra caladora hasta que el borde se ajuste al mismo nivel en la junta. Clave la moldura en el lugar por los pies y los hombros (no el centro).

5. Quinto paso
Si una pared termina en un ángulo externo, corte una junta de ángulo externo. Para obtener mejores resultados, practique cortando la junta de ángulo en molduras de desecho. Realice un corte externo con inglete en una pieza, gire la cuchilla de la sierra al ángulo de 45 grados opuesto y corte la segunda pieza de desecho. Pegue y clave los extremos juntos. Coloque la pieza de práctica en el ángulo externo y marque el cielo raso en el lugar donde se juntan las piezas.
Mida desde el borde superior de la pieza que unirá (que ya está instalada en la pared) hasta la marca que hizo en el cielo raso. Fije la sierra a 45 grados y corte la moldura. Sobre un ángulo externo, la parte superior de la moldura será más corta que la inferior.

Cortar la moldura de cornisa para crear juntas perfectas requiere de práctica y de paciencia, pero el esfuerzo extra lo ayudará a producir mejores resultados.

Configuraciones de la sierra de inglete compuesta

Tabla 1. Sierra de inglete (sin inclinación)

Ángulo de esquina Ángulo de esquina Ángulo de esquina
Ángulo de esquina
Dentro o Fuera
Inglete Ángulo de esquina
Dentro o Fuera
Inglete Ángulo de esquina
Dentro o Fuera
Inglete
70 o 290 55,0 100 o 260 40,0 130 o 230 25,0
71 o 289 54,5 101 o 259 39,5 131 o 229 24,5
72 o 288 54,0 102 o 258 39,0 132 o 228 24,0
73 o 287 53,5 103 o 257 38,5 133 o 227 23,5
74 o 286 53,0 104 o 256 38,0 134 o 226 23,0
75 o 285 52,5 105 o 255 37,5 135 o 225 22,5
76 o 284 52,0 106 o 254 37,0 136 o 224 22,0
77 o 283 51,5 107 o 253 36,5 137 o 223 21,5
78 o 282 51,0 108 o 252 36,0 138 o 222 21,0
79 o 281 50,5 109 o 251 35,5 139 o 221 20,5
80 o 280 50,0 110 o 250 35,0 140 o 220 20,0
81 o 279 49,5 111 o 249 34,5 141 o 219 19,5
82 o 278 49,0 112 o 248 34,0 142 o 218 19,0
83 o 277 48,5 113 o 247 33,5 143 o 217 18,5
84 o 276 48,0 114 o 246 33,0 144 o 216 18,0
85 o 275 47,5 115 o 245 32,5 145 o 215 17,5
86 o 274 47,0 116 o 244 32,0 146 o 214 17,0
87 o 273 46,5 117 o 243 31,5 147 o 213 16,5
88 o 272 46,0 118 o 242 31,0 148 o 212 16,0
89 o 271 45,5 119 o 241 30,5 149 o 211 15,5
90 o 270 45,0 120 o 240 30,0 150 o 210 15,0
91 o 269 44,5 121 o 239 29,5 151 o 209 14,5
92 o 268 44,0 122 o 238 29,0 152 o 208 14,0
93 o 267 43,5 123 o 237 28,5 153 o 207 13,5
94 o 266 43,0 124 o 236 28,0 154 o 206 13,0
95 o 265 42,5 125 o 235 27,5 155 o 205 12,5
96 o 264 42,0 126 o 234 27,0 156 o 204 12,0
97 o 263 41,5 127 o 233 26,5 157 o 203 11,5
98 o 262 41,0 128 o 232 26,0 158 o 202 11,0
99 o 261 40,5 129 o 231 25,5 159 o 201 10,5

Tabla 2

  Moldura de cornisa 52/38° Moldura de cornisa 45/45°
Ángulo entre paredes Configuración de inglete Configuración de biselado Configuración de inglete Configuración de biselado
67,00 42,93 41,08 46,89 36,13
68,00 42,39 40,79 46,35 35,89
69,00 41,85 40,50 45,81 35,64
70,00 41,32 40,20 45,28 35,40
71,00 40,79 39,90 44,75 35,15
72,00 40,28 39,61 44,22 34,89
73,00 39,76 39,30 43,70 34,64
74,00 39,25 39,00 43,18 34,38
75,00 38,74 38,69 42,66 34,12
76,00 38,24 38,39 42,15 33,86
77,00 37,74 38,08 41,64 33,60
78,00 37,24 37,76 41,13 33,33
79,00 36,75 37,45 40,62 33,07
80,00 36,27 37,13 40,12 32,80
81,00 35,79 36,81 39,62 32,53
82,00 35,31 36,49 39,13 32,25
83,00 34,83 36,17 38,63 31,98
84,00 34,36 35,85 38,14 31,70
85,00 33,90 35,52 37,66 31,42
86,00 33,43 35,19 37,17 31,14
87,00 32,97 34,86 36,69 30,86
88,00 32,52 34,53 36,21 30,57
89,00 32,07 34,20 35,74 30,29
90,00 31,62 33,86 35,26 30,00
91,00 31,17 33,53 34,79 29,71
92,00 30,73 33,19 34,33 29,42
93,00 30,30 32,85 33,86 29,13
94,00 29,86 32,51 33,40 28,84
95,00 29,43 32,17 32,94 28,54
96,00 29,00 31,82 32,48 28,24
97,00 28,58 31,48 32,02 27,94
98,00 28,16 31,13 31,58 27,64
99,00 27,74 30,78 31,13 27,34
100,00 27,32 30,43 30,68 27,03
101,00 26,91 30,08 30,24 26,73
102,00 26,50 29,73 29,80 26,42
103,00 26,09 29,38 29,36 26,12
104,00 25,69 29,02 28,92 25,81
105,00 25,29 28,67 28,48 25,50
106,00 24,89 28,31 28,05 25,19
107,00 24,49 27,95 27,62 24,87
108,00 24,10 27,59 27,19 24,56
109,00 23,71 27,23 26,77 24,24
110,00 23,32 26,87 26,34 23,93
111,00 22,93 26,51 25,92 23,61
112,00 22,55 26,15 25,50 23,29
113,00 22,17 25,78 25,08 22,97
114,00 21,79 25,42 24,66 22,65
115,00 21,42 25,05 24,25 22,33
116,00 21,04 24,68 23,84 22,01
117,00 20,67 24,31 23,43 21,68
118,00 20,30 23,94 23,02 21,36
119,00 19,93 23,57 22,61 21,03

Corte de una junta biselada

Para abarcar el largo de una pared, será necesario empalmar dos piezas de moldura. Primero, mida el largo de pared a pared y decida el lugar en el que colocará la junta biselada, por lo general se coloca sobre un montante. Corte la primera pieza de moldura para el largo que desea y luego corte un ángulo de 45 grados utilizando la sierra de inglete, sosteniendo la pieza hacia la derecha de la cuchilla. Mida y corte la segunda pieza y corte un ángulo de 45 grados sosteniendo la pieza hacia la izquierda de la cuchilla.

Coloque la primera pieza sobre la pared con el ángulo mirando hacia adentro de la habitación y clávelo en su lugar. Luego coloque la segunda pieza superpuesta en la primera y clávela en su lugar. Utilice una cantidad pequeña de pegamento para madera para sellar la junta.

Escayola – Colocación de Molduras en el Techo

Written by administrador on enero 13th, 2012. Posted in Escayola

Escayola

 

Colocación de Molduras en el Techo

 

Colocación de Molduras en el Techo

 

Las molduras son perfiles o salientes con diseños o lisos, que sirven para decorar trabajos tanto de carpintería como de construcción.

La función de las molduras en el techo es meramente ornamental, y podemos encontrarlas de muchos tipos, y otorgan a las estancias un aire digno y antiguo, también permiten crear efectos visuales, tanto para restar rigidez al espacio, como para bajar la altura de los techos muy elevados, cuando se colocan a cierta distancia del techo como guarda. También sirven para disimular imperfecciones en el acabado de los techos, o delimitar zonas en habitaciones demasiado grandes, o como remate del empapelado.

Los tipos de moldura más empleados son los frisos, listones, medallones, cornisas, recanteadores, etc.
Los materiales pueden ser: hormigón, yeso, madera, poliuretano, etc.

Colocación de molduras en el techo:

Para principiantes es mejor emplear las molduras de poliuretano, pues son mucho más sencillas de colocar, son muy livianas, resistentes, y también más económicas, y no requieren el uso de herramientas especiales para su colocación.
La instalación es rápida y limpia, no requiere tantos repasos.

Las molduras en el techo de yeso o escayola, son frágiles y pesadas, pero su acabado es muy elegante, su costo es más elevado que el de las de poliuretano.

La colocación es similar en ambas, sólo que se requieren más cuidados con las de yeso, debido a su peso y fragilidad.

La fijación se realizará con enduído para yeso, en el caso de molduras de escayola, y se aplica con espátula. Y para las de poliuretano, se empleará silicona que se aplica con la pistola para siliconas.

Debemos decidir primero en qué posición colocaremos la moldura, si en la juntura de la pared y el techo, o sobre la pared, a cierta distancia del techo, o en el techo, a cierta distancia de la pared, formando un marco perimetral.

Empleando una bota trazadora, se traza una guía para instalarla, señalando todo el perímetro de la habitación. Pueden emplearse molduras rectas unidas por esquineras, o simplemente molduras rectas, que cortaremos en ángulo de 45°, para unir en las esquinas. En el caso de usar esquineros, debemos cortarlos de un tamaño que armonice con el perímetro a cubrir. Los cortes se realizan con la caja de ingletear.

La instalación se comienza por una esquina, y luego se continúa por su adyacente. Si empleamos esquinero, se coloca la esquina, y luego una de las partes rectas. El pegamento se coloca por la parte posterior de la cornisa, cuidando que no sea en cantidad excesiva. Se arrima la pieza a la pared, en su posición, y se presiona firmemente durante unos segundos para que se fije, con la espátula retiramos los sobrantes, y con ellos rellenamos posibles huecos, aunque es mejor que la colocar el pegamento en la moldura, lo hagamos de forma pareja en toda la superficie posterior, para evitar los huecos.

Si la cornisa es de escayola, debemos rayar la pared y techo donde se ubicará con algún instrumento, para evitar que la moldura se adhiera a la pintura, en lugar de adherirse al material de la pared, y luego se desprenda. Al finalizar se rellenan los huecos y se retiran los sobrantes con una esponja húmeda. Si es necesario se lija la superficie.

Cuando la instalación ha finalizado, se pinta la habitación. Si se emplean molduras de poliuretano, se evitarán las pinturas con solventes, porque éstos destruyen el poliuretano.